Al principio de las varias transformaciones que fueron planteandose, uno de los puntos a acometer fue la admisión. Las restricciones propias de un coche de serie debían ser modificadas, para lo cual, y en varias fases, según su resultado y balance se acometieron de esta manera:

La fase más básica se resolvió colocando un filtro de baja restricción en la caja original del filtro, este era un K&N reutilizable.



Uno de los inconvenientes de estos filtros de algodón es el uso de aceite para incrementar la capacidad filtrante, el cuál se adhiere sobre los hilos de análisis del MAF (Sensor de Masa de Aire) haciendo que este registre incorrectamente el flujo y degradando las prestaciones del motor.



Al requerir posteriormente mas flujo del que podía dar el sistema original de admisión, se decidió instalar un filtro de los llamados abiertos, de seta, con protección anticalórica.
Este filtro era de gran efectividad, aunque como contrapartida era muy ruidoso, ya que se oía perfectamente la turbina del turbo y la válvula de recirculación del turbo, provocando, para el nivel de este automóvil, un exceso acústico, quizás un poco tunero. Otro problema seguía siendo que al ser un filtro de algodón con base de aceite, seguía dando los mismos problemas al MAF, que requería un mantenimiento y limpieza periódicas, y en este caso con mas frecuencia debido al mayor flujo de aire y mayor superficie de elemento filtrante.




En la siguiente fase, se decidió hacer algo mas radical, modificar la caja de filtro original para que el flujo de entrada y salida estuviese bien balanceado, esto podía tener dos ventajas, la disminución de ruido frente a el diseño de filtro abierto, y el poder seguir usando el filtro original de papel, además de mantener el aspecto de fábrica del compartimento motor, al menos en lo que se refiere a la caja del filtro.

Para ello, se realizaron dos cambios, uno en la caja en sí, donde se desconectó la tubería que conectaba la caja de filtro (5) con la caja silenciador (1), eliminando este silenciador.



Aquí abajo el silenciador una vez retirado.



Asimismo, se amplió considerablemente la abertura de la caja de filtro (5) para que el aire entrase lo más directo posible al filtro.
Aquí falta todavía instalar una rejilla antiagua.



También se cambió el manguito original de goma (6) que une el filtro con la pipa de admisión (7) del turbo.



La pipa de conexión al turbo se cambió por una mucho mas grande que la original del 93 (que tiene una restricción enorme, sobre todo en las dos curvas) la que se eligió para sustituirla es la de un 95 Aero del 2006, encaja perfectamente en el turbo TD04 de Mistsubishi, ya que es el mismo que se usa en el 95 Aero, y la sujeción superior encaja también sin problemas.


No hay mucho margen en la instalación, queda muy poco sitio para acomodarla, aunque una vez puesta, nunca hay que moverla para ningún mantenimiento ni nada parecido.

Este último sistema ha probado ser el mejor, el equilibrio de entrada-salida parece óptimo, gracias al filtro de papel ya no hay mas mantenimiento frecuente del MAF, se cambia el filtro cada 15.000 0 20.000 kms, dependiendo de la suciedad por uno standard que se encuentra en cualquier sitio, y tenemos las mismas prestaciones que el filtro abierto sin el ruido, el engrase del MAF, el mantenimiento, y el aspecto tunero, que por otro lado solo nos puede dar problemas en la ITV.