El tema de atascos de la rejilla de la bomba de aceite es problemático en estos motores, y después de leer de todo tipo de horrores de otros usuarios (leed más abajo), se optó por desmontar y limpiar el cárter y el chupón de aceite.

Menos mal que se hizo, estaba parcialmente bloqueado, y el "sludge" estaba por todos sitios...(gracias Porsche-SAAB de la Crta. de Burgos por usar aceite semi-sintético malo)...limpieza y vuelta a montar.



Ya que el tema este de la suciedad del aceite y el sistema de recirculación no gustaba nada, ya que Saab decidió (como muchos otros fabricantes) que el aceite y humos que salen por la tapa de balancines vuelva al cárter, quemado y chungui-guarro, se decidió instalar un "Oil Catch Can" o recipiente para que estos restos, en vez de volver al motor a estropear todo, se quedan en el depósito, el cual se vacía cada "X" o cada vez que se llene, esta es una solución usada por los expertos, así como en racing. Poquito dinero, +- 50 eurillos.



Se cambió el "vent kit" a la última y parece que definitiva edición de Saab (ellos la llaman edición 6) (+- €60.00)
ESTA MODIFICACIÓN ES IMPRESCINDIBLE SI QUIERES QUE TE DURE EL MOTOR !! !!
para más información lee
aquí y aquí.



Bueno, otro brico, cambiar la rejilla de la famosa chupona de aceite del cárter.

Cambiaremos la original de SAAB de 30 mesh (30 agujeros por pulgada) por otra de 20 mesh (20 agujeros por pulgada).



Aquí debajo se ve la diferencia, a la izquierda la 20 mesh nueva y a la derecha la original SAAB de 30 mesh.



Con esto, aseguramos la correcta presión de aceite y evitamos que el posible “sludge” (restos y depósitos en el aceite semi-blandos) atasquen la rejilla y reduzcan la presión de aceite y lubricación del motor.

Paso 1: Desmontar el cárter.

Paso 2: Desmontar la “chupona de aceite”.



Paso 3: Limpiar el cárter y aledaños. (Tiene que quedar así, como los chorros del oro, en Zotal una noche y hasta brilla)

Paso 4: Levantar con cuidado el borde metálico de la chupona, mejor hacerlo despacio, sin prisa. Algunas vienen con algún punto de soldadura, usemos la Dremel para liberarlo y dejarlo bien liso.



Paso 5: Retirar la antigua rejilla y terminar de limpiar y preparar la chupona.

Paso 6: Recortar la nueva rejilla del mismo tamaño que la antigua, para ello, simplemente y con un papel marcamos el diámetro y forma con el labio levantado de la chupona.



Paso 7: Una vez la rejilla cortada, la colocamos en su sitio, y vamos lentamente doblando el labio metálico por encima de ella. Es mejor hacerlo despacio, y no, no hace falta poner los puntos de soldadura es un “overkill”.

Le vamos dando su forma original abombada según la vamos colocando.



Y por último, montamos de nuevo la chupona en el cárter (no olvidar la tórica verde!) Nos aseguramos que las dos partes a unir está PERFECTAMENTE limpias y secas, y usando la masilla anaeróbica de SAAB (es de muy buena calidad) posicionamos el cárter, y luego vamos metiendo todos los tornillos, al loro que no se mueva hasta que tenéis como mínimo tres o cuatro dentro!!



La presión subirá ligeramente, lo cual es bueno, y de aquí, a hacer muchos mas kilómetros...